¿El Vaticano creó una máquina del tiempo y que ahora está en posesión de la CIA?

 

El cronovisor existe

El autor Alfred Lambremont Webre, escritor de una serie de libros sobre viajes en el tiempo, ha dicho que la reciente revelación de WikiLeaks sobre que la CIA tiene herramientas para introducirse en los teléfonos inteligentes e incluso televisores, para escuchar en las conversaciones, no incluía los programas secretos que permiten a los seres humanos viajar hacia atrás y adelante en el tiempo.

Webre asegura que la CIA tiene un dispositivo mucho más sofisticado, que viaja a través del espacio y el tiempo. Se trataría del cronovisor del padre Ernetti y que le fue entregado por el Vaticano.

“La filtración de información por WikiLeaks no incluye los programas secretos que permiten a los seres humanos viajar hacia atrás y adelante en el tiempo”, dijo Webre al tabloide británico Daily Star.

Esta “máquina del tiempo” podía acceder a “huellas” dejadas por los acontecimientos del pasado y verlas en imágenes. Sin embargo, el llamado cronovisor no es tan sofisticado como para permitir a un usuario “recorrer en persona” la historia, pero muestra los eventos que aparecen en pantalla como si hubieran sido registrados en el momento.

El reconocido escritor sobre libros relacionados con los viajes en el tiempo ha explicado que el Vaticano sólo ha permitido compartir esta tecnología con la CIA, bajo la supervisión del servicio secreto de los jesuitas.

“El acceso cuántico son profundos secretos que WikiLeaks no tiene previsto revelar”, explicó Webre. “El Vaticano entregó esta tecnología al Pentágono y a la CIA a finales de 1960. La CIA comprobó inmediatamente que podían utilizarlo con fines políticos. Establecieron un programa a finales de 1960 para adquirir conocimientos sobre el futuro político.”

Webre dijo que el cronovisor sirve también para mirar eventos futuros como saber quiénes serán los próximos presidentes, además el futurólogo sospecha que también han tenido acceso a la máquina del tiempo los servicios secretos británicos.

“En el Tratado secreto de Verona, todas las coronas europeas apoyaron el Vaticano”, declaró Webre. “EL MI5, el MI6 y la CIA pertenecen realmente a los servicios secretos del Vaticano, una colaboración que se remonta hace siglos.”

Como siempre, la realidad supera a la ficción. Disponemos de información y fotografías que parecen demostrar que el cronovisor es mucho más que un relato de ciencia ficción y parece ser que todo aquel que revela su existencia es “censurado” por los grandes medios de comunicación. Y nosotros nos preguntamos: ¿Estarán cambiando los grandes acontecimientos de la historia gracias al cronovisor?

Fuente: www.mundoesotericoparanormal.com

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies